Cómo formar hábitos desde la primera infancia



Enseñar a los hijos hábitos como el orden, la disciplina, la corresponsabilidad, la autonomía, la cooperación, la solidaridad entre muchos otros son prioridad para una madre o un padre.  El principal objetivo de formar hábitos desde la primera infancia es que junto con otros valores y actitudes el niño tenga las herramientas necesarias para interactuar de forma positiva en el entorno familiar, social y escolar en el cual se desenvuelva. 

Sin embargo, está formación de hábitos no es tarea de un día y requiere que el niño tenga adquiridas dos tipos de habilidades básicas: 

  • Habilidades de ejecución: relacionadas con la motricidad y con la coordinación manual y viso motora.
  • Habilidades de planificación: relacionadas con la comprensión y reconocimiento de la importancia del porqué de esa orden y del momento y lugar en que se han de realizar.

Si el niño posee las habilidades necesarias para la adquisición de un hábito, así como un entorno adecuado se puede llegar como mayor facilidad y éxito a la consolidación de este, para que así, en futuro, el niño aplique de forma autónoma el hábito cada vez que la situación lo requiera. Como vemos, proveer al niño de habilidades de ejecución y planificación es lo más importante a la hora de querer formar en él buenos hábitos. 

¿Y cómo se hace esto con las clases de música?


En una clase de música se manejan dos conceptos: el académico y el funcional:

  • El académico se refiere a aprender música con lectura musical, leyendo partitura. La música se debe aprender a leer, escuchar y escribir. Cuando siguen las instrucciones del docente sobre los conceptos musicales, o la interpretación de una nota musical en determinado momento están desarrollando la escucha activa y al mismo tiempo van aprendiendo sobre procesos y habilidades de planificación.  
  • El funcional se refiere al desarrollo auditivo y a que el estudiante pueda tocar y cantar la música de su preferencia. Cuando el niño aprende a tocar un instrumento musical va fortaleciendo su motricidad fina y su coordinación viso motora, habilidades de ejecución.

Con lúdica en una clase de música el niño se enfrenta al cumplimiento de normas, al respeto por el otro y a la adecuada utilización del tiempo con el valor agregado  de que se está haciendo un uso constructivo de su tiempo libre.


Lo que hagas hoy durará para siempre.



Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.