Música y Cerebro

Cuando escuchamos música el sonido nos llega a través del oído hasta el córtex auditivo, estimula a la amígdala que controla las emociones y el hipocampo donde albergamos nuestros recuerdos.

Si tocamos un instrumento además se activará el córtex sensitivo con la transmisión del tacto y el motor para generar el movimiento.

El ritmo de la música estimula las regiones prefontales relacionadas con la expresión y la toma de decisiones y el cerebelo que está implicado en el movimiento, el equilibrio y las emociones.

Al cantar activaremos el córtex visual si leemos la partitura, el área de Wernicke que nos permite comprender los sonidos  y el área de Broca para articular las palabras.

La música interacciona con nuestro cerebro de forma compleja  integrando casi todos sus sistemas e implicándolo en su totalidad.

Vídeo tomado de la pagina web neuropediatría.org